El Síndic supervisa la escolarización de menores ucranianos en los centros educativos valencianos

El síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, Ángel Luna, ha abierto una queja de oficio para investigar y supervisar la actuación de la administración educativa valenciana en relación con la incorporación de niñas, niños y adolescentes ucranianos en centros docentes públicos de nuestra Comunidad.

Concretamente, el defensor del pueblo valenciano quiere conocer el protocolo específico de acogida del alumnado ucraniano, así como los detalles de los planes anunciados por la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte para reforzar la capacidad del sistema educativo actual: incremento de profesorado, unidades de orientación, contratación de traductores, aulas internivel o formación específica de los docentes para atender a estos menores y a sus familias. Luna también se ha interesado por los centros donde se han escolarizado menores ucranianos con una ratio por encima de lo recomendable y quiere saber qué se está haciendo al respecto.

La Conselleria, por su parte, cuenta con un mes para remitir informe al Síndic, un plazo que puede ser ampliado en otros treinta días más con carácter excepcional, siempre que así lo solicite.

Fuentes oficiales indican que las comunidades autónomas han escolarizado a más de 7.000 menores, de los que el 40%, según se ha publicado en diversos medios de comunicación y ha reconocido la Dirección General de Innovación Educativa de esta Conselleria, han sido escolarizados en centros docentes públicos de la Comunidad Valenciana. Un aumento de alumnado que difícilmente se puede atender con la organización de los recursos previstos en el inicio del curso.

En este sentido, el Síndic alude a su obligación legal de atender y proteger de forma prioritaria a aquellas personas en situación de especial vulnerabilidad, como en este caso, los niños y adolescentes ucranianos que han llegado a territorio español huyendo de la guerra. Una emergencia que requiere de especial atención dada la situación, necesidades y dificultades emocionales de los menores a consecuencia del trauma vivido.

Por otra parte, Luna se ha unido a la iniciativa de la Red Europea de Defensores de la Infancia para facilitar que los niños, niñas y adolescentes ucranianos desplazados puedan seguir su currículum educativo en la distancia. Para ello, el síndic publica en su web una guía elaborada por la oficina del Defensor del Pueblo ucraniano que contiene información para niños, padres y maestros sobre recursos educativos en línea, de libre difusión.