Instamos a la Conselleria de Cultura que facilite las visitas a los bienes de interés cultural de València

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, se ha dirigido a la Conselleria de Cultura para recomendarle por tercera vez que adopte “con determinación” todas las medidas que sean necesarias para establecer el régimen de visitas públicas de los inmuebles declarados Bien de Interés Cultural (BIC).

La actuación del Síndic se inició tras ser informado desde la Asociación Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural del incumplimiento de las recomendaciones del defensor valenciano sobre este asunto de fechas de mayo de 2015 y diciembre de 2016, a pesar de que ambas habían sido formalmente aceptadas por la Administración autonómica. La asociación detallaba en el escrito de queja una serie de monumentos que se encontrarían en esta situación (el Palacio de Justicia, Colegio e Iglesia de las Escuelas Pías, Colegio Luis Vives, etc.) y otros, como el Palacio del Marqués de la Scala, que si bien son visitables, los requisitos para la reserva previa podrían suponer una traba para algunas personas.

Desde Cultura, se remitió un informe al Síndic en el que comunicaban que habían remitido carta a los titulares de los bienes catalogados como BIC “para intentar dar solución a los inconvenientes que plantea la inexistencia para los mismos de un régimen de visitas” y que volverán a dirigirse a ellos para recabar las propuestas de acceso a los mismos. Asimismo, el informe participaba al defensor que el Anteproyecto de la nueva Ley de Patrimonio Cultural Valenciano contempla un régimen de visitas en las “condiciones de gratuidad que se determine”, no solo para los Bienes de Interés Cultural sino también para los de Relevancia Local.

No obstante, en el tema que nos ocupa, la actual Ley de Patrimonio Cultural Valenciano no deja lugar a dudas. En su artículo 32.1 dispone que los propietarios de bienes inmuebles declarados de interés cultural deberán facilitar la visita pública a éstos, al menos, durante cuatro días al mes, en días y horarios predeterminados que se harán públicos con la difusión adecuada.

Por su parte, desde la Asociación cultural que dirigió al Síndic lamentan que tras más de 20 años desde la entrada en vigor de la citada ley, todavía “no se haya resuelto definitivamente este expediente”.

Ver la resolución del Síndic sobre este asunto.

El Síndic investiga los vertederos ilegales de escombros en València

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha abierto una queja de oficio para investigar la actuación de las administraciones valencianas en relación con los vertederos ilegales de residuos de construcción que se encuentran distribuidos en varios puntos de la ciudad de València y de su área metropolitana.

En este sentido, el defensor se ha dirigido hoy mismo tanto al Ayuntamiento de Valencia como a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural para conocer cuáles son las medidas que tienen previsto adoptar con el fin de eliminar los citados vertederos así como para evitar la existencia de otros nuevos, con los consiguientes riesgos que de ello se derivan.

Urgimos a impulsar la aprobación del Plan Cabanyal-Canyamelar de Valencia

El Síndic también recomienda comprobar el estado de conservación del bloque de viviendas Ruiz Jarabo y adoptar medidas para que las condiciones de seguridad e higiénico-sanitarias sean las adecuadas

El síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, acaba de hacer pública una resolución tras tramitar una queja que presentó un ciudadano sobre el estado de abandono, precariedad e insalubridad en el que se encuentran el grupo de viviendas Ruiz Jarabo de El Cabanyal. Uno de los problemas más graves que tienen estos bloques, según el afectado, es la falta de mantenimiento y por tanto el mal estado de conservación del complejo, además de las ocupaciones ilegales que, al parecer, son bastante frecuentes.

Del informe que remitió el Ayuntamiento de Valencia al defensor del pueblo valenciano se deduce que el PEPRI de El Cabanyal se encuentra suspendido desde el 8 de julio de 2016 y que el grupo de viviendas en cuestión se encuentran “fuera de ordenación”, razón por la cual no están llevando a cabo ninguna actuación sobre el citado bloque.  Una decisión que el Síndic no puede compartir. Esta institución recuerda que la situación de “fuera de ordenación” de un edificio impide la realización en el mismo de obras de consolidación, de aumento de volumen o modernización, pero en ningún caso afecta o impide la ejecución de obras de reparación o el mantenimiento de las condiciones de seguridad, higiene y conservación de los mismos.

La resolución del Síndic concluye con dos recomendaciones al Ayuntamiento de Valencia. Una en la que apremia al Ayuntamiento a impulsar, a la mayor urgencia posible, la aprobación de Plan Especial de Protección de Conjunto Histórico el Cabanyal-Canyamelar que actualmente se encuentra en fase de redacción y tramitación; y otra en la que inasta a comprobar la veracidad de las denuncias sobre el estado de conservación, higiene y ornato del mencionado bloque de viviendas y, en su caso,  adopte las medidas necesarias para lograr la conservación del inmueble en adecuadas condiciones de seguridad e higiénicos sanitarias, eliminando así las molestias y los riesgos para los vecinos que se denuncian en la queja.

Ver el contenido de la resolución del Síndic sobre este asunto.

Pedimos mejoras para acceder al bono social de la empresa de transporte público de Valencia (EMT)

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha sugerido al Ayuntamiento de Valencia que para la obtención del carné EMT amb TU, estudie la posibilidad de justificar el cumplimiento del requisito económico  a través de cualquier otro documento que refleje las condiciones económicas actuales y reales de los interesados en el año natural para el que se solicita el abono.

El carné EMT amb Tu, nombre que recibe el bono social anual para transporte público de autobuses de la EMT, está destinado a personas paradas, con rentas bajas y empadronadas en Valencia. Es imprescindible cumplir con los tres requisitos y acreditarlos debidamente para beneficiarse de este título.

La intervención del defensor del pueblo valenciano se inició hace tres meses, cuando recibió la queja de un vecino de Valencia que le habían denegado el citado abono. El motivo fue que, de acuerdo con la declaración de la renta de 2015 que había tenido que aportar para acreditar la situación económica, superaba los ingresos mínimos estipulados para tener acceso a esta ayuda.

Sin embargo, sus ingresos durante el 2015  distaban mucho de los actuales. En febrero de 2017, este vecino atravesaba una situación familiar complicada, él y su mujer se encontraban en paro, cobrando un subsidio y con un menor a su cargo.  Una realidad económica que no se correspondía con la declaración de la renta (del 2015) que tuvo que aportar para solicitar el bono social.

Para el Síndic, resulta evidente que la situación económica del año 2015 no tiene porqué ser la misma que la del ejercicio para el que se solicita el abono de transporte. Si lo que se pretende es que este carné sea un instrumento que efectivamente venga a facilitar el acceso al transporte público de los ciudadanos con ingresos mínimos, el defensor es partidario de buscar otras formas de acreditar la situación económica a través de documentos que reflejen la situación económica y social de los solicitantes en el momento de la solicitud y que no se refieran a ejercicios fiscales anteriores que no tiene por qué reflejar el estado actual de los ingresos.

Consulta la resolución del Síndic sobre este asunto