Pedimos que la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital de Vinaròs llegue a todos los vecinos

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha recomendado a la Conselleria de Sanidad que realice un esfuerzo organizativo y presupuestario para que el Departamento de Salud de Vinaròs pueda garantizar la igualdad en el acceso a los servicios y prestaciones sanitarias, especialmente en el caso de los pacientes que precisan de las Unidades de Hospitalización Domiciliaria (UHD).

Así responde el Síndic a la queja presentada por una vecina de Alcossebre que denunció que su madre, con una enfermedad terminal y con cuidados paliativos, no puedo ser atendida por la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Hospital Comarcal de Vinaròs por residir en Alcossebre, una población que quedaba fuera del ámbito de actuación de esta unidad.

Tras solicitarle información sobre esta cuestión, la Conselleria de Sanidad informó al Síndic que, efectivamente, Alcossebre no se encontraba en el ámbito geográfico de la UHD del Hospital de Vinaròs debido al tiempo de desplazamiento que se emplearía en dar servicio. Asimismo, la Conselleria entendía que la atención domiciliaria a esta población estaba garantizada a través de los equipos de atención primaria que, a su vez, disponía del “apoyo de la UHD para la valoración y control de síntomas en caso de los cuidados a pacientes paliativos”.

Sin embargo, los argumentos esgrimidos por la administración sanitaria no han terminado de satisfacer al Síndic de Greuges, quien ha recordado a la Conselleria que la actual ley de salud de la Comunitat Valenciana establece que el sistema valenciano de salud debe proporcionar una asistencia sanitaria de calidad que garantice en todo momento el principio de igualdad efectiva en el acceso a los servicios y a las actuaciones sanitarias.

Consulta la resolución del síndic sobre este asunto: https://www.elsindic.com/Resoluciones/11025679.pdf

El Síndic investiga las aulas previstas en la ley para alumnos con problemas mentales graves

El síndic de greuges de la Comunitat Valenciana, José Cholbi, ha abierto una investigación de oficio para conocer si la Conselleria de Sanidad y la Educación han puesto en marcha las cuatro aulas experimentales, que se autorizaron para el curso escolar 2018-2019, destinadas a atender a alumnos con necesidades educativas especiales derivadas de trastornos graves de salud mental.

Estos recursos, denominados “Unidades Educativas Terapéuticas/Hospitales de Día Infantil y Adolescente” (UET-HDIA) y previstos en la ley de la infancia, pretenden dar una respuesta educativa y sanitaria  integral, multiprofesional y especializada al alumnado con trastornos mentales graves. De acuerdo con la norma consultada, las aulas experimentales que se han previsto para este año escolar estarían ubicadas en los siguientes centros: el IES Cotes Baixes de Alcoy, el IES Pedro Ibarra Ruiz de Elche, en el CEE Castell Vell de Castellón y el CEE Profesor Sebastián Burgos de València.

El Síndic, por su parte, se ha dirigido a las dos administraciones afectadas para saber, en primer lugar, si estas aulas están funcionando. De no ser así, el Síndic quiere conocer los motivos por los que no se ha puesto en marcha el proyecto.

En caso de que las cuatro aulas hayan iniciado su actividad, el defensor ha solicitado información acerca del número de alumnos que atiende, la composición del equipo multidisciplinar de cada una de ellas, la existencia o no de lista de espera y la previsión de apertura de nuevas aulas para el próximo curso escolar.

También se ha interesado el Síndic por la coordinación entre los departamentos Sanidad y Educación para el buen funcionamiento de estos recursos y el seguimiento y evaluación de los mismos.